Menú Principal

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Zona descarga

A veces la tecnología me abruma

Tamaño de letra:

La tecnología, ¿facilita las cosas?

Yo creo que actualmente nadie duda de la importancia del desarrollo de las Tecnologías. Pienso que se intentan estudiar y crear servicios para facilitarnos nuestras tareas y necesidades, pero hay casos en los que uno, aunque haya reparado ordenadores, televisores, electrodomésticos en general, sepa programar o use los últimos modelos de tablet o smartphone, es posible que ponga la misma cara de Homer Simpson en uno de sus típicos gags.

Hace unas semanas me llamaron unos familiares:

-¡Oye! Nos vamos de viaje, ¿puedes venir a sintonizar la televisión y a programar la grabación de una serie que emiten dentro de dos días?

Parece sencillo e incluso pensé: "¿por qué no lo harán ellos? seguro que no se han leído el manual."

Me imaginé un combate de boxeo entre la TV y yo. Vamos a por el primer asalto. La televisión era una de plasma y de bastantes pulgadas, no recuerdo la marca pero no tiene mucha importancia.

Round 1: Sintonizar la televisión.

Estaba totalmente desintonizada, como si viniera de fábrica. Me llamó la atención que todavía tenía la opción para la sintonización analógica. -Bueno, me dijeron, aquí te dejamos los manuales y los mandos a distancia. A ver si puedes sintonizarla, programar una grabación y quitar un sonido cuando se enciende el televisor ...

Aquí vino mi primera idea de escribir este artículo y el gran desarrollo de las tecnologías. El mando de la TV tendría aproximadamente entre 30 y 40 botones (tal vez más). ¿Realmente para ver la televisión son necesarios tantos? Lo curioso de todo es que en la parte inferior del mando tenía una tapa que ocultaba otros tantos botones que ya son para tareas específicas de alto standing. Así que en el mando ya tienes más de 50 botones a la vista. ¡Genial! Esto se pone interesante.

Round 2: El manual, por supuesto

Tras tocar todos los botones del mando pude hacer una sintonización automática, pero después no supe ordenar los canales y tuve que leer el manual: un interesante libro traducido en varios idiomas y que por un momento piensas si será necesario estudiar una carrera universitaria para manejar una simple TV. Miles de opciones: que si memorias, cientos de canales, sonido ultra-mega real, división de la pantalla y un larguísimo etc...

Si yo solo quiero pulsar el 1 y que salga una cadena de TV y avanzar programa a programa. ¡No necesito nada más!

25 minutos después... ¡por fin!, ya he leído la parte del manual donde explican cómo ordenar los canales. ¡Claro!: se me había olvidado pulsar la tecla 46 antes de grabar el canal y además hay que pulsar la 42 después de la 40. ¡Por fin!, ¡qué sencillo! Tengo calor, me quito la chaqueta.

Round 3: El pitido al iniciarse

Cuando esta televisión se enciende, emite un pitido -realmente son dos o tres notas seguidas- que son como el logo o marca de la TV, como cuando enciendes el S.O. Windows. El problema es que al encenderlo por las mañanas, antes de ir a trabajar, el pitido es de un sonido elevado y puede molestar.

Quitarlo fue una odisea. ¡A ver primero cómo lo buscas en el manual!
8 minutos después lo encontré y la solución no tiene desperdicio. No la recuerdo exactamente pero era algo parecido a esto: Apaga el televisor, pulsa en la parte frontal el botón menú y enciende el aparato. Una vez que arranque y mientras se vea la imagen del volumen, pulsa el botón X y en el menú selecciona las tres configuraciones del pitido. Hasta que consigues entenderlo y hacerlo, pasan los minutos.

Vamos, ¡sencillísimo! ¿Qué llevaría ya, una hora? Me tomé un refresco.

Round 4: El sonido no se entiende

Pienso que en su día esta TV debió costar dinero. Ya había avanzado bastante, así que hice la primera prueba de usuario y les dije que probaran a ver si se veía todo como querían. Les tuve que explicar que no tocaran los botones del 32 al 46, ni el 2, ni el 7, aunque como un familiar tiene los dedos gordos, pues sin querer le dio al menú de televisión analógica y por supuesto no se veía nada...

-¡Esto no funciona. Está igual que antes! -espetó.
-Claro, has pulsado el botón del menú analógico y has quitado el digital.
-Yo no he tocado nada, solo el botón que tú me has dicho.

Se lo volví a explicar y claro, me dijo:
-Bueno pues me lo apunto todo en un papel.

Así que ahora para encender la TV ya tiene una guía. Otro problema que surgió en este momento fue que el sonido no se entendía correctamente. No era cuestión de volumen porque este televisor a todo volumen lo tienen que oír los vecinos del pueblo del al lado, era claridad, nitidez. Ahora tuve que entrar en la configuración del audio y empezar a cambiar valores: el eco, los agudos, los graves, los medios, el balance, la configuración sub-x channel y un montón de valores más...
-No, no, no. Así no me gusta, se oye mucho eco.
-¿Y así?
-Mejor, mejor. Pero todavía tiene mucho eco.

Subí el eco y lo volví a poner en su sitio, como estaba al principio y ahora sí le gusta... ¡qué cosas! Media hora más con el puñetero sonido...

Round 5: DVD Grabador

Para realizar la grabación de programas de TV, disponían de un DVD externo grabador-reproductor, ¡que hacía tiempo que no conseguían hacer funcionar! Después de perder otros tantos minutos, descubrí que el problema era porque el DVD solo tenía conexión analógica y la señal digital no era correctamente procesada. La solución fue unir la televisión con el DVD mediante un euroconector.

Round 6: Grabar y programar la grabación

Ya estaba casi todo el trabajo hecho, sin embargo, había que programar la grabación. Lo mismo: a estudiar otro manual y otro mando diferente. Yo creo que estuve otros 20 minutos hasta que conseguí entenderlo, sin contar que tuve que ir a mi casa a coger un DVD que se pudiera borrar para hacer pruebas.

Round 7: No tocar nada

Ya estaba todo hecho. No quiero ni saber las horas perdidas. Sin embargo, existía un problema: como el grabador DVD solo permitió la conexión por euroconector, no se podía cambiar de canal porque también cambiaría el de la grabación.

-Os lo explico -dije-: para cambiar de canal no debéis hacerlo con el mando de la televisión, hay que hacerlo con el del DVD, pero tenéis que acordaros de dejar el canal X antes de iros.
-Pero, ¿ya está todo arreglado no?

Así que cogió directamente el mando de la TV y cambió de canal... y después, por supuesto, ya no supo darle al botón 31 (AV) para que el televisor mostrara el canal seleccionado en el DVD.

-¿Sabes qué te digo? -me dijo-, que hasta que nos vayamos de viaje no pienso tocar la TV porque seguro que algo haré mal. Ahí se queda, que grabe lo que le salga de los ...

Round Final

¿Realmente tiene que ser todo esto tan complicado? El otro día me comentaron otro caso parecido con una mujer de 80 y pico años que se le estropeó el teléfono fijo. Le pusieron uno de última tecnología con 10.000 rellamadas, 800 botones y 500 submemorias pero, ¿para qué? La solución que encontraron fue tirar este teléfono a la basura y comprar uno en un bazar chino, que tenía solo 4 botones.

La verdad que el combate ha sido largo. Esta vez he ganado pero si este desarrollo sigue así, tal vez en un futuro necesite un técnico especializado para cambiar de canal en una TV. Aún recuerdo aquella televisión de marca Thomson con 8 cadenas que cambiaba automáticamente de canal cuando se posaba una mosca.

En estos momentos recibo una llamada...
-Oye, que acabamos de llegar de viaje... que la televisión no se ve...

Última actualización: Lunes, 15 Octubre 2012

Comentarios   

0 # Constance 24-11-2012 20:42
Qué gracioso !! me he reído mucho leyéndolo pero la verdad es que es cierto ..

A veces te preguntas si aparatos muy sencillos tienes que tener 357 botones (muchos de ellos que no se usarán nunca
Las personas mayores no pueden coger el ritmo( mi madre a veces dice Dónde está el UHF en la tele ( es un canal qeu antes era la 2)en los tiempos en qeu sólo había dos cadenas cuando el otro día le dije que si me cambiaba de teléfono se lo daría me dijo que de ninguna manera , que el suyo me llamaba el sólo marcando una tecla y eso no lo cambiaba por nada del mundo ( intenté explicarle que si me llamaba era porque tenía la marcacíon rápida configurada , pero no entendió nada , es demasiado mayor para eso )

El avance siempre es BUENO , pero quizás la velocidad desorbitada a la que todo avanza no lo es tanto ...

Te compra hoy el último smartphone y dentro de 2 meses , 3 como mucho está obsoleto ...
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # karmany 25-11-2012 11:47
je je
Tienes razón. Esto me hace pensar en la definición de tecnología y en "satisfacer las necesidades humanas" o en algunos casos, complicarnos más la vida...
Gracias por tu comentario, que tengas un buen día... ;-)
Responder | Responder con una citación | Citar
+1 # Webnometro 19-10-2012 01:24
Jajajaja es verdad, yo tambien he pensado en escribir algo asi en mi www.webnometro.com, por ejemplo la otra vez intentando trabajar con Google Docs en equipo me demore mas que enviendo por correo el documento..
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # karmadmin 19-10-2012 15:01
Estaré pendiente por si escribes tu artículo para leerlo y compartir.
Un saludo y gracias por comentar.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario

Antes de publicar un comentario, usted debe aceptar nuestras condiciones de uso: Condiciones de uso


 
Visitas: 4529086